Lo sabemos… estamos perdiendo el norte con el blanco, prácticamente todo lo que cae en nuestras manos en los últimos meses en cuanto a decoración se refiere  es de este color. Pensaba que con la llegada del invierno nos apetecería ver otras tonalidades más cálidas y acogedoras, pero el caso es que todavía seguimos en «modo white». Hoy hemos decidido que esta preciosa vivienda de la fotógrafa y estilista Line Kay tenía que tener un hueco en dar amïna. Blanca, impoluta con esos detalles rústicos de madera y esa sencillez que envuelve el conjunto de las estancias. Pasen y vean!!!

 ¿Y a vosotr@s también os parece maravillosa esta casa? ¿En qué lugar os sentiríais más cómodos? A mi me ha encantado la versatilidad que tiene el comedor.